Ansiedad

Ansiedad Infantojuvenil

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

Este trastorno se compone de obsesiones (pensamientos ilógicos y desagradables que surgen continuamente de forma involuntaria) y compulsiones (conductas repetitivas sin sentido en sí mismas pero que consiguen reducir la ansiedad provocada por las obsesiones).

LA ANSIEDAD

La ansiedad es una respuesta normal y adaptativa ante amenazas reales o imaginarias más o menos difusas, que prepara al organismo para reaccionar ante una situación de peligro. Al igual que en los adultos, existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad en niños y adolescentes;

ANSIEDAD GENERALIZADA

Se caracteriza por la presencia de ansiedad persistente y generalizada en situaciones muy diversas, no limitadas a la separación se los seres queridos, y por la aparición de temores anticipatorios ante dichas situaciones. La tensión y el perfeccionismo siempre están presentes en este tipo de ansiedad.

FOBIA ESPECÍFICA

Los niños y adolescentes con fobias específicas experimentan un miedo exagerado e irracional ante un estímulo concreto. Las más comunes son a los animales, la oscuridad…

FOBIA ESCOLAR

Se refiere al rechazo prolongado que un niño experimenta a acudir al colegio, por algún tipo de miedo relacionado con la situación escolar. La fobia escolar normalmente viene acompañada de síntomas físicos de ansiedad.

FOBIA SOCIAL

Es el miedo persistente a una o varias situaciones sociales en las que el sujeto debe tener contacto con personas no familiares o enfrentarse al enjuiciamiento de otras personas. Se suele describir como una timidez extrema, escondiendo una baja autoestima, habilidades sociales insuficientes…

ANSIEDAD DE SEPARACIÓN

Este tipo de ansiedad provoca una respuesta desproporcionada que experimenta el niño cuando se separa (real o supuestamente) de sus seres queridos, generalmente de su madre.

TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO

Un suceso traumático provoca una reacción emocional inmediata, por lo que cuando ocurre en niños y adolescentes, además pierden parte de su inocencia, así como la confianza. Cuanto más joven es la persona que sufre un suceso traumático, más graves son los síntomas sufridos.