EL ESTRÉS I: ¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

 

Estrés I. Qué es el estrés¿Qué sentimos cuando estamos estresados?

En  los últimos tiempos frecuentemente oímos a nuestro alrededor que se habla del estrés, muchas personas dicen estar estresadas, incluso nosotros mismos, pero ¿sabemos a qué nos referimos? realmente ¿sabemos que es el estrés?

El estrés es la cantidad de tensión que se puede aguantar en el tiempo. Cuando alguien tiene estrés ha superado su capacidad de resistencia.

Si bien en un primer momento la respuesta de estrés es necesaria y adaptativa, cuando ésta se prolonga o intensifica en el tiempo, la salud, el desempeño académico o profesional e, incluso, las relaciones personales o de pareja del individuo se pueden ver afectadas.

Las señales más características del estrés son:

  • Emociones: ansiedad, miedo, irritabilidad, confusión.
  • Pensamientos: dificultad para concentrarse, pensamientos repetitivos, excesiva autocrítica, olvidos, preocupación por el futuro….
  • Conductas: dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco, alcohol…
  • Cambios físicos: músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones y respiración agitada…

El estrés es una respuesta automática del organismo ante situaciones que exigen mayor esfuerzo de lo ordinario, o en las que puede suceder algo peligroso, nocivo o desagradable. Cada persona tiene una serie de reacciones características ante el estrés, y algunas de las más frecuentes se enumeran a continuación.

  • Inquietud, incapacidad de relajarme y estar tranquilo
  • Alteraciones en el apetito
  • Ganas de suspirar, opresión en el pecho, sensación de ahogo
  • Palpitaciones, taquicardia
  • Sentimientos de depresión y tristeza
  • Temblores, tics o calambres musculares
  • Náuseas, mareos, inestabilidad
  • Hormigueo o adormecimiento en las manos, cara, etc.
  • Molestias digestivas, dolor abdominal, etc.
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida del apetito sexual o dificultades sexuales
  • Tendencia a echar la culpa a alguien o a algo
  • Alteraciones en el sueño
  • Aprensión, sensación de estar poniéndome enfermo
  • Agotamiento o excesiva fatiga
  • Rascarme, morderme las uñas, frotarme, etc.
  • Sentimientos de agresividad o aumento de irritabilidad
  • Beber, fumar o tomar algo (chicle, pastillas, etc.)
  • Ansiedad, mayor predisposición a miedos, temores, etc.
  • Tendencia a comprobar repetidamente si todo está en orden.

El estrés es una estrategia adaptativa que nos induce a responder de forma activa. Cada vez está más presente en nuestra vida diaria y tiene múltiples efectos negativos para nuestra salud y forma de vida. En definitiva, eliminar el estrés de nuestra rutina significa mejorar nuestra salud.

Laura Plaza Sacarrera

 

 

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *