EL PÁJARO NO CANTA PORQUE ESTÁ FELIZ ESTÁ FELIZ PORQUE CANTA

pájaro cantando¿Sabías que tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día y de ellos sólo el 10% son pensamientos positivos?
Acostumbramos a dejar nuestra felicidad en manos de otros o incluso en manos del destino y no asumimos la responsabilidad que tenemos sobre nuestra propia felicidad. Se habla de la felicidad como un camino, como un destino, como una forma de vida…Y realmente la felicidad esta está ligada a nuestra actitud y percepción.
Al hablar de actitud me refiero a la forma que tenemos de afrontar cada día, es decir, nosotros decidimos si esperamos a que ocurra algo bueno para sonreír o si sonreímos para que ocurra algo bueno. En lo que respecta a la percepción resulta fundamental tener presente que lo que te ocurre en la vida es duro, pero lo que tú te dices y sientes de lo que te ocurre es peor.
Si queremos ser felices plenamente tenemos que partir de la premisa de disfrutar cada momento y vivirlo de forma positiva. Atiende a tu felicidad actual, no permitas que los buenos tiempos pasen desapercibidos. Además, no solo debemos atender a nuestra felicidad actual, si no también a la pasada y a la futura, recordar momentos vividos y anticipar sucesos positivos que están por venir nos van a aportar buenos niveles de felicidad. En definitiva, recuerda: disfrutar el momento, revivir los buenos recuerdos y anticipar cosas buenas que van a ocurrir.
Por otro lado, no olvides compartir las buenas noticias y los momentos de felicidad. Frecuentemente nos acordamos de compartir nuestras preocupaciones y desavenencias pero igual de importante es compartir nuestra felicidad, contar acontecimientos buenos y positivos nos hace aún más felices. Asimismo, disfruta de hacer actividades que te gusten: salta, baila, canta…la actividad física es un buen complemento para la felicidad.
Ten en cuenta que cuanto mejor te sientas contigo mismo más probabilidades hay de poder saborear las cosas buenas que encuentras en tu camino. Puede ser fácil quedar atrapado en todas las cosas que van mal en tu vida y los desafíos que enfrentamos pueden ser ciertamente desalentadores, pero no importa tanto lo mal que estén algunas cosas, hay aspectos de tu vida que están saliendo bien, no olvides atenderlos. De la misma forma, evita compararte con los demás, hay personas que depositan su felicidad en manos de otros e incluso que miden la suya propia en función de lo que tienen los demás, esas personas tienen serias dificultades para disfrutar plenamente de su felicidad y permitir que los demás lo hagan.
Realmente ser feliz es más sencillo de lo que parece, limítate a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, de aquello que te gusta y te hace sentir bien cada día. Pequeños y sutiles escenarios que merecen tu atención, delicados instantes de satisfacción con los que deleitarse, breves y discretos momentos por los que esbozamos una sonrisa… No dejemos pasar la oportunidad de disfrutar de algo bueno, por liviano que sea. ¡Permitámonos el lujo de que todo lo bueno que ocurra en nuestra vida, nos dé felicidad!

Disfrutar de la magia del atardecer, del agradable olor a ropa limpia, del penetrante calor del sol, del placer de despertar tarde, de una moderada brisa en el mar, del gusto de andar descalzo por la arena, de la fuerte risa de una persona que quieres, del caluroso abrazo de un amigo, de deleitarte al saborear algo que te gusta, de escuchar por sorpresa tu canción favorita; disfrutar de tener buenos recuerdos del pasado, del gesto amable de otra persona, de recibir un bonito elogio, de detenerse a respirar profundamente, del placer de meterse en la cama al terminar el día, de hacer un buen regalo, de cantar conduciendo cuando nadie te escucha, de recibir apoyo incondicional de los tuyos, de hacer un baile que te sabes, de valorar todo lo que tienes, de que te digan “te quiero” y, sobretodo, disfrutar de reír, de reír mucho, reír a carcajadas y nunca dejar de hacerlo.

No esperes a disfrutar de las cosas buenas para sonreír, primero sonríe y así podrás disfrutar de las cosas buenas que te ocurran.

No digo que sea fácil, digo que podemos intentarlo.
Laura Plaza Sacarrera

5 Comments

  1. Muy bueno Laura, y muy cierto todo lo que propones. Me encantó.

    Reply
  2. Gracias por ayudarnos a ser más positivos.

    Reply
  3. Me encanta!! Muy buena reflexión!

    Reply
  4. Que gran artículo. Me ha encantado… Muchas gracias.

    Reply
    • Agradezco mucho vuestro reconocimiento, un placer seguir llegando a través de mis palabras. Un abrazo

      Reply

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *