EL PODER DE LAS PALABRAS

El poder de las palabrashttp://www.youtube.com/watch?v=fAh3ACGT1HA  (Vídeo de 1 minuto y medio. Si no se visualiza poner en youtube “El poder de las palabras”)

NO ES LO QUÉ SE DICE SI NO CÓMO SE DICE

La palabra es la principal herramienta que utilizamos a la hora de comunicarnos. A través de la palabra trasmitimos pensamientos, sentimientos, opiniones…

La principal fuente de información no es la comunicación verbal si no la no verbal. Las personas expertas en la materia calculan que como mínimo el 70% del total de la información que se intercambia entre personas proviene del lenguaje no verbal.

A pesar de que la palabra no es el principal canal de información, si es cierto que un buen uso de ella puede favorecer una correcta comunicación.

Con las palabras hacemos peticiones, agradecemos, opinamos, recriminamos, felicitamos…con la palabra verbalizamos aspectos muy importantes de nuestra vida diaria.

El video muestra que, puedes utilizar las palabras con la intención de generar pena o puedes utilizar las palabras con la intención de generar empatía.

El poder de las palabras es realmente importante, el uso que hagamos de ellas nos hace responsables de los resultados que obtengamos. Si hacemos peticiones de forma autoritaria o exigente podemos encontrarnos con negativas, si hacemos peticiones asertivas utilizando palabras de respeto (por favor) y gratitud (gracias) obtendremos respuestas mucho más positivas.

Con una palabra podemos hundir al de al lado y con otra palabra podemos ayudar a levantarlo. El poder de las palabras lo manejamos nosotros y debemos ser cuidadosos con su uso, la palabra dicha es como la flecha lanzada, que no vuelve, podemos rectificarla y lanzar otras a continuación, pero lo dicho, dicho queda.

Hay palabras grandilocuentes y otras más humildes, hay palabras que elogian otras que reclaman, hay palabras que nos gusta oír y otras que nos enfadan, hay palabras que se dicen con cariño y otras que se dicen con ira, hay palabras que enorgullecen y otras que afrentan, hay palabras de alivio y palabras que preocupan. Son palabras, palabras que oímos y que nos llegan, palabras que nos presentan los pensamientos, las opiniones y las ideas de los demás, palabras que son necesarias para entender y conocer.

Gracias al uso meticuloso y metódico de las palabras podemos favorecer  las interacciones con nuestro entorno, estrechar relaciones y fomentar una comunicación precisa.

Estemos atentos al imperioso poder de las palabras, demos la importancia que se merecen y utilicémoslas con el cuidado y el detalle que corresponde. Debemos asegurarnos de que sea así, de que nuestra comunicación verbal este cuidada y preservada por el uso de palabras adecuadas y ajustadas a la información que queremos trasmitir. Ofrezcamos palabras oportunas y de calidad y estaremos ofreciendo una comunicación virtuosa, integra y eficaz.

Palabras, palabras que se dicen, palabras que se escriben, palabras que se escuchan, palabras que se aprenden, palabras que ayudan, palabras de alivio, palabras de apoyo, palabras que explican, palabras que declaran…¡palabras, qué fuerza tienen las palabras! Qué gran responsabilidad, saber utilizarlas.

No digo que sea fácil, digo que podemos intentarlo.

Laura Plaza Sacarrera

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *