LA ASERTIVIDAD

4e59a0811e847481252852a87a508923

La asertividad puede definirse como una actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales, esto incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones, de forma adecuada, respetando, a los demás.

El objetivo de la asertividad no es lograr lo que uno quiere a cualquier coste, ni manipulando ni controlando a los demás. Lo que pretende la asertividad es ayudarnos a ser nosotros mismos, desarrollar nuestra autoestima y a mejorar la comunicación interpersonal, haciéndola más directa y honesta.

 

Características de las personas asertivas:

  • Se conoce a sí misma y suele ser consciente de lo que siente y de lo que desea en cada momento.
  • Se acepta incondicionalmente, sin que ello dependa de sus logros ni de la aceptación de los demás. Por eso, cuando gana o pierde, cuando obtiene un éxito o cuando no consigue sus objetivos, conserva siempre su propio respeto y dignidad.
  • Sabe comprender y manejar adecuadamente sus sentimientos y los de los demás. Por tanto, no experimenta más ansiedad de la conveniente en sus relaciones interpersonales y es capaz de afrontar serenamente los conflictos, los fracasos o los éxitos.
  • No exige las cosas que quiere, pero tampoco se autoengaña pensando que no le importan.
  • Acepta las limitaciones de cualquier tipo pero, al mismo tiempo, lucha con todas sus fuerzas por realizar sus posibilidades.
  • Se mantiene fiel a sí misma en cualquier circunstancia y se siente responsable de su vida y de sus emociones. Por tanto, mantiene una actitud activa, esforzándose en conseguir sus objetivos.
  • Como tiende a conocerse y aceptarse a sí misma y a expresar lo que piensa, quiere y siente, suele dar una imagen de persona congruente y auténtica.
  • Se respeta y valora a sí misma y a los demás. Así, es capaz de expresar y defender sus derechos, respetando al mismo tiempo los derechos de los demás.
  • Puede comunicarse con personas de todos los niveles; amigos, familiares y extraños y esta comunicación tiende a ser abierta, directa, franca y adecuada.
  • Elige, en lo posible, a las personas que le rodean y, en forma amable pero firme, determina quiénes son sus amigos y quiénes no.
  • Suele expresar adecuadamente sus opiniones, deseos y sentimientos en vez de esperar a que los demás los adivinen.

 

Ejemplos;

Hoy estás muy ocupado, no has parado en todo el día y encima no has podido terminar muchas cosas que tenías pendientes. Solo tienes un rato libre que quieres dedicártelo a ti, pero te llama un amigo para que vayas a ayudarle con la mudanza. Hoy te viene fatal, pero aun así le dices que sí para que no se moleste contigo.

Llevas un rato haciendo cola para comprar las entradas del concierto al que tantas ganas tienes de asistir. De repente alguien se cuela y tú no les dices nada.

 

La asertividad se basa en ser capaz de dar tu opinión, expresar tus emociones (tanto positivas como negativas) y compartir tus sentimientos.

Claudia Huelves Pérez

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *