Manías y Malos Hábitos en la Infancia

EL CHUPETE, CHUPARSE EL DEDO, MODERSE LAS UÑAS…

Las manías y malos hábitos son comportamientos que el niño lleva a cabo porque descubre que le calman, le alivian o le relajan en una situación de ansiedad, aunque desgraciadamente no las solucionan.

Al contrario que con otras conductas ignorar las manías no las va hacer desaparecer porque el niño no tiene como objetivo llamar la atención si no calmar su ansiedad

Las manías se instauran rápidamente y son muy resistentes, hay que armarse de paciencia y ser firmes.