MIEDOS INFANTILES I

miedosEl miedo es una respuesta natural del organismo que se da cuando percibimos que algo o alguien puede ser peligroso o una amenaza.

El miedo es muy útil porque tiene una función adaptativa, ya que nos protege y nos prepara para defendernos o huir.

El miedo forma parte del desarrollo y como tal evitará que los niños corran ciertos peligros. El problema es cuando el miedo deja de ser útil, si aparece sin que exista una causa objetiva o que justifique el estado de ansiedad.

A lo largo del desarrollo de los niños existen algunos miedos, los llamados miedos evolutivos;

– A partir de los 6 meses es común que los niños manifiesten miedo ante personas desconocidas.
– Entre los 2 y los 5 años suelen tener miedo a los ruidos fuertes, los animales, la oscuridad y sobre todo a la separación de los padres.
– A partir de los 7 años tienen miedo a criaturas mágicas (monstruos, brujas…)
– En torno a los 9 años tienen miedo a hacer el ridículo, al rechazo social, a estar solos, al fracaso…

Por lo general estos miedos son comunes y suelen ir desapareciendo a medida que el niño va creciendo. Si no es así pueden llegar a ocasionar ansiedad elevada.

Pautas generales para actuar ante los miedos evolutivos;

–  Lo primero es evaluar si el miedo está dentro de los temores comunes para su edad. Si no es así tenemos que ver qué hay detrás de ese miedo.
–  El miedo que siente el niño es real por lo que no hay que ignorarlo, ni reírse de él.
–  El razonamiento lógico es una de las primeras ideas que se nos viene a la cabeza, pero en estos casos resulta inútil. Lo mejor es que el niño sepa que estamos ahí con él.
–  Los niños son como esponjas, por lo que la forma en la que sus padres o adultos más cercanos afronten el miedo será la forma en la que ellos lo hagan.
– Además de consolar al niño y permanecer a su lado, debemos enseñarle a afrontar ese miedo. En muchas ocasiones la simple presencia del progenitor ayuda al niño a afrontarlo de forma mucho más tranquila y seguro.

Claudia Huelves Pérez

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *