¿PROPÓSITOS PARA EL 2016? CÓMO HACER UN BUEN PLANTEAMIENTO DE NUESTRAS METAS Y OBJETIVOS

Es habitualPropósitos año nuevo 1 que año tras año nos veamos conmovidos por la llegada del nuevo año y comiencen los nuevos propósitos y expectativas para el próximo Enero, por ello, dadas las fechas en las que estamos hoy quiero aprovechar para sacar el tema que tanto nos ocupa a todos en esta época del año.
La mayoría de estos objetivos se centran en dejar de… o en empezar a… Seguro que a más de uno le suenan propuestas del tipo: empezar a ir al gimnasio, dejar de fumar, bajar unos kilitos, ponerme a estudiar, apuntarme a clases de inglés, sacarme el carnet de conducir, conseguir una mejora laboral, echarme novio, etc.
En muchas ocasiones nuestra lista de propósitos es la misma año tras año porque nunca hemos llegado a cumplir con ella de manera que, un año más nos lo planteamos. Realmente nuestro deseo y nuestra intención es conseguir esa lista pero ¿Qué está fallando para que cada año deje sin cumplir mis expectativas? Si tanto deseo conseguirlas y llevo tanto tiempo planteándomelas ¿Por qué no lo consigo?
Bien, ante estas preguntas a lo primero que tenemos que atender es ¿Qué tipo de objetivos me estoy proponiendo? ¿Son realistas? ¿Son justos? Si nos planteamos metas sin tener en cuenta algunas cuestiones no estaremos hablando de propósitos posibles, continuaremos sin conseguirlos y volverán a nuestra lista cada año.
Hoy TU PAUSA os trae algunos de estos aspectos a los que tenemos que atender a la hora de hacer nuestros propósitos para el nuevo año:
• Realistas y posibles. Resulta fundamental ser realistas a la hora de comprometernos a cumplir un objetivo. Tenemos que respetar nuestros tiempos y ser razonables con los comienzos. Si no sabemos inglés, no es realista proponer que el año que viene seamos bilingües. Lo interesante va a ser proponerse aprender inglés o incluso superar algún curso académico u obtener una titulación concreta, pero siempre un planteamiento acorde con el nivel del que partimos. Si proyectamos unas expectativas no realistas para el próximo año, lo más probable que ocurra es que no las cumplamos.
• Ser justos. Es imprescindible que nos respetemos a nosotros mismos y para ello tenemos que ser justos con las metas que nos planteamos. Hay cosas que ansiamos conseguir pero ¿están en nuestra mano? Es importante afinar a la hora de redactar nuestras intenciones para el próximo año, ser concretos en lo que pretendemos con propuestas apropiadas a nuestras circunstancias. Si lo que queremos conseguir es un nuevo trabajo, no podemos poner en nuestra lista una meta que no está en nuestra mano, para conseguir un trabajo nos tiene que contratar otra persona y no debemos depositar en manos de otros el cumplimiento de nuestros objetivos. Lo justo sería plantearse hacer una búsqueda más exhaustiva y amplia, redactar un nuevo curriculum, conseguir nuevos contactos…De esta manera el propósito va dirigido a nuestro objetivo final, conseguir un nuevo trabajo, pero nos basamos en elementos que están bajo nuestro control.
• Pon un intervalo de fechas para cumplir. Es muy común proponer el 7 de Enero, justo después de Reyes, empezar el gimnasio o la dieta. Resulta fundamental cuando nos planteamos un objetivo ponerle fecha de inicio, lo que ocurre cuando nos ponemos una fecha única es que si se nos pasa podemos caer en la tentación de dar por caducada nuestra propuesta y dejarla en el olvido, es decir, si proponemos el día 1 para dejar de fumar y dada la festividad de estas fechas llega el día 4 y no lo hemos conseguido, podemos pensar que ya se nos ha pasado la fecha, sin embargo, si utilizamos intervalos de tiempo nos resultará más difícil dejar pasar la oportunidad de cumplir nuestro objetivo. Asimismo, los primeros días de ese intervalo de tiempo nos servirán para irnos preparando.
• Crear un plan de acción. Lo relevante no va a ser en qué consiste la propuesta que nos hacemos para el próximo año sino cómo la vamos a llevar a cabo. Si vamos a apuntarnos en alguna academia, gimnasio… plantearnos en dónde y en cuál nos vamos a apuntar y qué días vamos a ir. Es importante concretar cómo lo vamos a hacer, de esta manera nos estaremos acercando más a nuestro objetivo y estaremos elaborando un plan de acción, estructurando la forma en la que lo vamos hacer.
Una vez que hemos repasado todos estos aspectos os invito a hacer vuestra lista de propósitos para el próximo año.

QUE EL 2016 NO NOS PILLE SIN NUEVAS METAS, SIN NUEVOS OBJETIVOS, SIN NUEVAS INTENCIONES Y SOBRETODO, QUE NO NOS PILLE SIN NUEVOS SUEÑOS QUE CUMPLIR.

Laura Plaza Sacarrera

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *