SUPERAR EL MIEDO AL CAMBIO

12274185_10156909812980377_30767945335767796_nLos cambios forman parte de la vida, son inevitables y por lo tanto no siempre dependen de nosotros.  Al empezar algo nuevo siempre aparece el miedo o incertidumbre, ya que suelen ser situaciones a las que no nos hemos enfrentado antes, personas diferentes…quizá nuestra forma de comportarnos antes ya no sirve.

A lo largo de nuestra vida nos hemos enfrentado a innumerables cambios y hemos sido capaces de afrontarlos de hacer frente al miedo y conseguir nuestros objetivos.

Las personas generalmente nos movemos dentro de nuestra zona de confort. La zona de confort es el conjunto de personas, acciones, situaciones, lugares…que forman parte de nuestro día a día, que ya conocemos  y que hacen que nos sintamos seguros y a gusto.

Todos queremos mantenernos dentro de nuestra zona de confort, pero algunas veces es necesario salir de ella.  Enfrentarnos a algo nuevo puede hacernos sentir que no somos capaces, que no vamos a saber hacerlo o que mejor no arriesgarse.  En muchas ocasiones puede ser una fuente de estrés, ansiedad e infelicidad para algunas personas. En cambio otras lo afrontan como un reto, como una prueba más que superar, miran el lado positivo.

La forma en la que afrontemos el cambio es determinante, por lo que hacerlo con motivación e ilusión es la mejor opción. Una situación nueva puede traernos tanto cosas positivas como negativas, pero debemos centrarnos en las positivas. Una persona motivada e ilusionada es casi invencible, el hecho de creernos capaces nos ayuda a conseguirlo.

El miedo a fracasar, a no estar a la altura, a arrepentirse forman parte del cambio, pero si nos centramos en eso entramos en un bucle del que es muy difícil salir. Nuestro cerebro no entiende de bromas, por lo que si le decimos que no somos capaces de hacer algo, se lo cree.  El objetivo no es no tener miedo, porque el miedo es algo natural y necesario, sino superarlo, afrontarlo.

Los cambios no tienen por qué ser malos, pero sí es importante tener claras las razones de ese cambio y qué esperamos conseguir. Vamos a ver una serie de consejos a la hora de afrontar algún cambio.

  • ¿Por qué vamos a enfrentarnos a algo nuevo?; No es lo mismo que sea por voluntad propia, que porque nos lo hayan impuesto. Aun así es necesario pararse a pensar por qué vamos a cambiar, que era lo que no nos gustaba o lo que nos ha obligado a tomar esa decisión y lo más importante qué es lo que esperamos conseguir.
  • Ten paciencia; los cambios llevan su tiempo y para conseguir los resultados esperados debemos esperar un poco. Hay que ser perseverantes y no rendirse ante la primera dificultad.
  • Piensa en otros cambios que hayas afrontado en tu vida. Este ejercicio es muy útil porque te hace recordar la cantidad de cosas que has conseguido gracias a los cambios y sobre todo las herramientas que has utilizado.
  • Céntrate en las cosas positivas que envuelven ese cambio, en todo lo que te puede aportar.
  • Transforma el miedo que tienes en energía para ponerte en marcha.
  • Dale la importancia justa a cada cosa.
  • Todo el mundo tiene derecho a equivocarse y forma parte del proceso.
  • Lo único imposible es aquello que no intentamos.

Claudia Huelves Pérez

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *